Seleccionar página

¿Estás atravesando una época de presión laboral y sientes que estás a punto de colapsar? Toma especial atención si esto es temporal o hace parte de tu día a día, pues tu calidad de vida podría estarse afectando por tu ambiente de trabajo.

Podría ser cuestión de estar en una época de cierre de proyectos en la empresa para la que trabajas y sentir que en estos últimos días debes duplicar tu esfuerzo. Pero si esta presión es constante durante todo el año y es parte de tu cargo y las funciones que has aceptado en tu contrato,  es importante hacer un alto en el camino para analizar tu situación laboral actual.

La calidad de vida como lo describe La Organización Mundial de la Salud, en realidad es el concepto o percepción que tiene un individuo de su situación de vida en relación a sus objetivos, expectativas, estándares y preocupaciones y se evalúa teniendo en cuenta condiciones tales como: salud física, mental, nivel de independencia, creencias, relaciones con las personas y el medio ambiente.

Gozar de una buena calidad de vida te permite tener un equilibrio en todas tus áreas y esto te ayudará a dejar un mejor aporte al mundo que te rodea.

Te compartiré 5 indicadores para que examines la situación actual en tu trabajo e identifiques posibles alternativas de mejora.

Tu tiempo no te alcanza ni dentro del trabajo, ni fuera de él. 

¿Sales con prisa a primera hora en la mañana, llegas tarde en las noches y escasamente alcanzas a tener un poco de tiempo para ti o tu familia?

Si sientes que definitivamente has perdido el control del tiempo y esto te está afectando el cumplimiento de tus objetivos en el trabajo, pero también fuera de él, debes prestar atención a ciertos factores.

Antes de trasladar toda la responsabilidad de tu falta de tiempo a la empresa para la que trabajas, identifica si es cuestión de la cantidad y el tipo de actividades que debes cumplir o sí se debe a la falta y desconocimiento de herramientas y estrategias para mejorar tu administración del tiempo. 

Si has agotado todas las herramientas de gestión del tiempo y tu disciplina para cumplir objetivos es destacable, lo mejor es optar por una comunicación efectiva con tu equipo y buscar la manera de aumentar tu productividad dentro del trabajo.

Si por otro lado, el tiempo tampoco te rinde fuera del trabajo, no gestionas tus prioridades, el tiempo en familia no es bueno y otros síntomas más, lo más probable es que el problema sea tu autogestión del tiempo. Algunas causas pueden ser que te comprometes con frecuencia, no haces uso de una agenda antes de decir sí, no tienes claros los objetivos de vida, no hay una estrategia y no das prioridad a tus prioridades.  En este caso se necesitará comenzar por la definición de un proyecto de vida claro.

Puedes leer también:

Optimiza tu tiempo al 100%

7 Hábitos para autodisciplinarte

No te sientes bien contigo a nivel físico y mental

En los últimos días, meses o años ¿Has sentido disminuida tu energía vital? ¿Sientes  un desgaste físico y mental? Adicional a esto, algunos problemas de salud pueden aparecer como resultado de una vida llena de estrés, angustia y caos.

Algunos de los hábitos para tener una buena calidad de vida, tienen que ver con el tiempo para una sana y balanceada alimentación, tiempo para hacer deporte o ejercicio, un buen descanso y pensamientos de calidad.

Si sientes que tu vida no tiene un balance en el plano físico, mental, espiritual o emocional, analiza si requieres mejorar tus hábitos saludables y comienza a implementarlos progresivamente en tu vida.

Desarrollo personal

Otro de los indicadores que muestra que tu calidad de vida se está afectando, tiene que ver con tu crecimiento y desarrollo personal. Este campo puede ser un poco más aspiracional y subjetivo, porque para algunas personas puede significar una serie de logros y para otras, algo diferente. Por eso este indicador está más relacionado con tu proyecto y misión de vida. 

¿Tienes claro tu proyecto de vida? ¿Crees que somos parte de un propósito universal y que tenemos una misión especial? ¿Tienes claras tus competencias, fortalezas, dones y talentos y estás haciendo algo con ello?

Si a diario trabajas, pero lo único que haces es pensar que no estás explotando al máximo tus conocimientos y capacidades y que estás en un puesto muy monótono que no te exige más o te desgasta en actividades que nada tienen que ver contigo, entonces también este resultado te muestra que no estás satisfecho con tu situación actual.

El diseño de tu proyecto de vida es clave para mejorar tu calidad de vida y tener un propósito de vida claro, definitivamente te hará pasar a tu siguiente nivel.

No soportas  tu ambiente de trabajo

Específicamente la calidad de tus relaciones. Algunas personas son muy afortunadas porque están rodeadas de un ambiente productivo y de confianza. Sin embargo a otras personas, cada día les toca lidiar con compañeros de trabajo con los que no existe una buena relación.

¡Puede ser tu caso! Ya sea con el jefe, personal a cargo o en general con uno o varios compañeros. Realmente existen múltiples factores que afectan las relaciones interpersonales dentro del espacio de trabajo, pero mientras exista el respeto, lo demás es solucionable.

El trabajo en equipo, la objetividad, la buena comunicación y el profesionalismo deben dominar.  Esperar ser aprobado o destacado por otro, mal interpretar los mensajes, tomarte de manera personal el comportamiento de los otros y darle prioridad a las emociones por encima de las responsabilidades, puede sembrar en otros un ambiente de desconfianza y poca productividad.

Existen muchas ayudas para optimizar el trabajo en equipo y por lo general deben ser contratadas por la misma empresa o directivos como lo es el coaching ejecutivo y organizacional. Pero en muchos casos, las situaciones continúan como si nada sucediera y al final el afectado eres tú. 

Si no sientes esperanza ni forma de salir de esta situación, pregúntate ¿Cómo soy responsable de esto y qué puedo hacer yo para mejorarlo?

Estabilidad Económica

Otro de los indicadores que te muestra que tu calidad de vida es óptima o está disminuyendo, tiene que ver con tus finanzas; en este aspecto existen varias causas que afectan este indicador.

Algunas de las causas que afectan este indicador son:  tu nivel de ingresos es inferior a tu estilo de vida, el trabajo que tienes te absorbe todo tu tiempo y no puedes pensar en otras formas de generar fuentes de ingresos, tienes una sola fuente de ingresos, no tienes una cultura de ahorro e inversiones, entre otras.

Si no tienes un plan financiero claro de corto plazo y largo plazo, podrías correr riesgos con tu dinero.


Puedes leer: 5 Indicadores para revisar tus finanzas personales

Al final de todo, lo importante es analizar:

¿Qué depende de mi y en qué puedo hacerme responsable?
¿Qué no depende de mí y qué puedo hacer al respecto para garantizarme una buena calidad de vida?

Si al finalizar de leer este post te das cuenta que definitivamente tu calidad de vida está disminuyendo, pero estás dispuesto a hacer algo al respecto, te invito a ser parte de nuestra comunidad. Te acompañamos en todo este proceso de preparación personal, profesional y de negocios. ¿Te gustaría avanzar en este paso?

Comienza tu camino de preparación, haz parte de nuestra comunidad y sé uno de los primeros en recibir nuestros contenidos.

DESCARGA LA GUÍA DE 8 PASOS PARA INDEPENDIZARTE Y EMPRENDER

Espero te haya sido útil esta información. Encuentra más consejos y herramientas para emprender y déjame tus preguntas y comentarios en mis redes sociales Facebook  o Instagram ==>> @vivianreyesl