Seleccionar página

¿Tienes clara tu idea de negocio? ¿Está en un nivel avanzado el proyecto que tienes en mente? Si ya tienes listo tu plan de negocio y has validado tu idea de negocio, entonces es hora de formalizar tu empresa.

Hoy tengo un invitado que te ayudará a dar este importante paso. Él es David Mossos, Abogado socio de L&L Abogados. Expertos en propiedad intelectual. Te resuelve 5 preguntas frecuentes que tienen los emprendedores cuando van a formalizar su empresa.

1. ¿Registro solo o en sociedad?

Todo depende de tu objetivo. Puedes registrarte como persona natural o persona jurídica. En la primera alternativa quien registra adquiere toda la responsabilidad. Tiene el deber de responder por todas las deudas,  los impuestos y los problemas.  Y tiene el derecho de tomar por sí solo las decisiones, de ser el amo y señor de la empresa.

Como persona jurídica puedes constituirte bajo cualquiera de los tipos societarios que la Ley colombiana permite, sin embargo lo más recomendable es consultar con un abogado para que tengas claros los derechos y deberes de cada una.

Una vez decidido qué tipo de sociedad vas a formar, es necesario firmar unos Estatutos Sociales, que son nada más y nada menos como las reglas del juego. Aquí de nuevo interviene la labor del abogado porque es la persona que deberá ajustarlos a tus objetivos empresariales.

Después de un tiempo de haberte constituido como persona natural, puedes crear una sociedad. En ésta, puedes aportar “la empresa constituida anteriormente” como persona natural. Este paso es recomendable si la empresa se está sosteniendo sola. Es decir, que esté al día con el pago de acreedores, proveedores y tu equipo de trabajo.

Ahora, hay algo que debes saber. Existe un “socio oculto” que es el primero que va a tomar una buena tajada del pastel de tu empresa. Es un socio que nunca va a reuniones. Nunca se pone la camiseta de tu empresa. Pero siempre es el primero en cobrar y se enoja si no lo haces. “Ese socio del que te hablo es el Estado” así lo describe David, nuestro experto Abogado. “Definitivamente hay que pagar impuestos”

Y una última recomendación de David Mossos es:

“Una frase que me gusta mucho cuando se trata de emprendimientos es: una golondrina sola no hace verano”

2. ¿Cómo funciona la repartición de utilidades?

Tú y tus socios deben de tener muy claro cómo desearán repartir sus utilidades desde un principio. Esto deben informarlo al abogado que redactará los estatutos con el fin de evitar inconvenientes o mal entendidos futuros. Recuerda que los estatutos pueden modificarse posteriormente.

Ten claro que no siempre se van a repartir las utilidades. Ya que será importante reinvertirlas en la empresa. Esto permitirá abrir un nuevo establecimiento de comercio o comprar maquinaria. O puede suceder que el año no haya sido óptimo para repartir utilidades, por lo que no siempre las recibirás.

Es necesario que al momento de tomar la decisión de repartir las utilidades estés acompañados por el abogado y el contador.

3. ¿Quién tomará las decisiones?

Dependiendo del tipo societario hay que respetar unas reglas establecidas por la Ley. Por ejemplo  en la Sociedad por Acciones Simplificada -SAS- serán los accionistas quienes tomen las decisiones. Respetando unos parámetros. Siempre que las decisiones se tomen siguiendo lo establecido en los estatutos y la Ley… deben respetarse. Así alguno de los accionistas no esté de acuerdo con ellas.

Las decisiones pueden ser reformas a los estatutos, parciales o totales, nombramiento o remoción del representante legal, aumentos de capital e ingreso de accionistas.

Para formalizar tu empresa, lo más recomendable es que tus estatutos sean redactados por un abogado y no descargados de internet.

4. ¿Qué alternativas tengo para financiarme y poder formalizar mi empresa?

Dado el caso en el que tu empresa necesite liquidez, tienes algunas opciones. Existen plataformas de crowdfunding o terceros inversionistas. Sí son estos últimos, lo recomendable es que estipules en tus estatutos si un tercero inversionista puede tener acciones con derecho o sin derecho a voto.

Así mismo, debe quedar planteado en los estatutos la posibilidad del ingreso de un familiar como inversionista. Esto dejará tanto derechos como deberes muy claros.

5 ¿A qué me enfrento si no funciona?

Esto es lo que nunca esperas ni deseas. Pero formalizar tu empresa tiene riesgos y debes tener claro qué hacer en caso de que algo no deseado suceda.

De ser así, hay que ponerse al día con las obligaciones de la empresa. Impuestos, pago a trabajadores, proveedores y clientes. Siempre debes pagarle primero al estado. Es un socio oculto y los intereses del gobierno son los más altos, además de generarte sanciones. Segundo paga a tu equipo de trabajo y por último a otros acreedores.

Es posible llegar a acuerdos con ellos. En Colombia para el caso de sociedades comerciales, es necesario declarar la disolución de la empresa y la posterior liquidación de la misma.

En el momento de la constitución de la empresa deja claro con tus socios esta eventualidad. ¿Qué harían para remediar un posible fracaso de la empresa?

Trata de dejar tus deudas pagadas. Siempre podrás volver a empezar y el fracaso es el mejor profesor que pueda tener un emprendedor.

De nuevo agradecemos a nuestro invitado David Mossos quién te compartió sus conocimientos. Sí deseas conocer más de su empresa o contactarle directamente te invito a  visitar su sitio web www.ll-abogados.com

 

Espero te haya sido útil esta información. Encuentra más consejos y herramientas para emprender en mis redes sociales Facebook  o Instagram como @vivianreyesl

 

También te puede interesar:

5 SEÑALES QUE TE INDICAN QUE ES HORA DE EMPRENDER

11 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE EMPRENDER UN NEGOCIO

5 PUNTOS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TU INVESTIGACIÓN DE MERCADO