Seleccionar página
Cuando eres emprendedor y los recursos financieros comienzan a ser escasos, tendrás que valerte de un recurso más valioso que el dinero: tu tiempo.

Uno de los problemas más frecuentes de los emprendedores es que pueden llegar a desperdiciar mucho tiempo.

Igual les sucede a las personas que no tienen un horario que cumplir o un jefe encima. ¡Qué esto no te pase a ti!

Por eso hoy te comparto varios pasos que he seguido y que me han funcionado de maravilla. Cumplo siempre lo que me propongo, atiendo mis negocios y dedico tiempo para mí.

Descubre tus ladrones de tiempo

 De las 168 horas que tiene una semana… ¿Tienes claro en qué inviertes cada una?  Dormir (49), Comer (25), trabajar (40)… van 114 ¿y las otras 54?
Esta es la parte cuando los asistentes de mi taller sobre manejo de tiempo, me dicen que no saben qué hacen 10 o 15 horas a la semana. Estas últimas son horas muertas.
Luego las identificamos y resulta que las gastan en transporte, favores familiares, celular, televisión, visitas inesperadas, esperas en bancos, aeropuerto y demás.
Todas las actividades que no aportan directamente al objetivo que tienes en mente, podría ser un ladrón de tu tiempo.
Identifica qué actividades puedes controlar para que no afecten tu productividad. Tendrás que tener la suficiente determinación para decir no a todo lo que te impide cumplir tu objetivo.
En principio será muy difícil, pero ya luego te acostumbrarás. Así como las personas que te rodean (sobre todo tu familia y amigos) comprenderán, que el hecho de que estás en tu casa, no significa que estés desocupado y procurarán distraerte menos.
Realmente ser emprendedor no significa que tengas más tiempo libre. En número de horas, trabajarás igual o un poco más del tiempo que se dedica a un empleo, con la diferencia que podrás planear estratégicamente que hacer cada hora.

Tu vida al revés

 
Si vienes de un sistema laboral donde la entrada al trabajo normalmente es a las 7 am y la salida a las 5 pm, hay que hacer unos cambios. Lo primero que necesitarás es salirte de este modelo, a menos que tu nuevo negocio así lo requiera.
Si tu nuevo negocio exige que te desplaces de un lugar a otro a primera hora o al finalizar la tarde, te encontrarás con todo el tráfico vehicular.  Muchas veces esto es inevitable. Pero puedes plantearte estrategias para no quedarte atascado en un trancón.
Evita salir en las horas que todos salen y agenda tus citas teniendo en cuenta el tráfico. No solo las salidas durante la semana, si no también los fines de semana. Ahora que manejas tu tiempo, podrás ir al supermercado en el momento que todas las cajas están disponibles solo para ti. Hacerlo después de las 5 pm no será lo más óptimo. Y así como este último ejemplo, tendrás que ser muy estratégico en todas las salidas que no quieras perder mucho tiempo.

Evita las Reuniones “hablar de nada, concretar nada”

Para los emprendedores que apenas comienzan “hacer reuniones de negocios”, es muy común.  Es claro que necesitan ampliar sus círculos sociales. Asegúrate, si este es tu caso, que tus reuniones realmente estén teniendo frutos.

Te lo digo porque soy demasiado organizada y estricta con mi tiempo y las reuniones que agendo. Lo primero que hago después de saludar a los asistentes es preguntar ¿Cuál será nuestro orden del día?

Sólo se habla de los puntos que acordamos. He practicado algunas veces darle la oportunidad de dirigir la reunión a la otra persona, pero sinceramente, siempre es un desastre. Son pocas las personas que llevan el control de sus reuniones y tu serás una de ellas.

Lo mejor es que si quieres optimizar tu tiempo, seas tú el que tome el control de tus reuniones. Guíate por el “ORDEN DEL DÍA” establecido, de lo contrario la otra persona se quedará contándote su vida, sus anécdotas o viceversa y al final no se concretará nada.

Por cada reunión deberá establecerse un plan de acción. Lo conversado no debería quedarse en simples palabras. Tendrás que hacer seguimientos hasta que concretes tus objetivos. Ten cuidado con aceptar citas que no tienen nada que ver con tus objetivos, como proveedores que no necesitas o negocios que nada tienen que ver contigo.

Aprovecha al máximo tus tiempos muertos

Te voy a decir en donde están algunos de tus tiempos muertos: en el trayecto de tu casa al trabajo o a tu nueva empresa. En las filas de los bancos, en la espera de las citas médicas, aeropuertos y reuniones.

Tómate varios minutos para revisar cuáles son las horas en las que no haces algo que aporte a tu productividad como emprendedor.

Una vez identificadas tus horas muertas, no permitas que se vayan.  ¡Toma el control y aprovéchalas!

Un emprendedor necesitará no solo de conocimientos técnicos relacionados con su negocio. También tendrá que invertir en su crecimiento personal. El tiempo en el que no puedes hacer absolutamente nada, lo puedes utilizar para estudiar temas que te enriquezcan como persona. Ten un libro a la mano y escucha “audiolibros”. Estos últimos puedes cargarlos en tu celular o en tu vehículo.

Haz cuentas, en promedio podrías estar invirtiendo mínimo 10 horas semanales en aprendizaje. Ahora tus horas no quedarán volando ¿Te gusta la idea?

El compromiso es que a partir de hoy, te regañes cuando algún día te quedes mirando para el techo y sientas que pierdes tu tiempo. Perder tiempo, es exactamente igual a perder DEMASIADO DINERO.

Para aprender, no necesariamente debes inscribirte en un curso, puedes elegir los temas que quieres y estudiarlos tú mismo. Existe mucha información esperando por ti.

Ten un plan de acción a un año, seis meses, cada mes, cada semana y cada día.

Si no tienes tus objetivos claros, ¿cómo podrías optimizar tu tiempo? Lo primero que debes hacer es tener muy claros tus objetivos, a un año o a seis meses.

Cada mes que comienza reúnete con tu equipo o contigo mismo y concreta ¿Qué tendrías que cumplir ese mes para que se pueda cumplir el  objetivo del año? Y cada semana haz lo mismo ¿Qué tendrías que cumplir esa semana para que se pueda cumplir el  objetivo del mes?  Y cada día igual ¿Qué tendrías que cumplir ese día para que se pueda cumplir el objetivo de la semana?

Todos los días al iniciar tu día, haz una lista de las actividades urgentes y prioritarias que tienes para cumplir tus objetivos. Ten cuidado con hacer actividades que no beneficien el cumplimiento de tus objetivos, son llamadas “distractores”  y harán que pierdas el enfoque en lo que quieres.
Lee también cómo hacer un Plan de Acción en 5 pasos

Otras recomendaciones:

  •  Mantén siempre buenos hábitos que aporten a tu salud (buen dormir, buen comer, ejercicio con frecuencia)
  • Evita el exceso de licor y salidas nocturnas que entorpezcan tus días de trabajo.
  • Evita ver en televisión o Internet contenido basura, es decir que no aporta a tu crecimiento personal o empresarial.
  • Lee 7 Hábitos que te ayudarán a autodisciplinarte

Espero te haya sido útil esta información. Encuentra más consejos y herramientas para emprender en mis redes sociales Facebook  o Instagram como @vivianreyesl