Seleccionar página

¿Te has preguntado en qué estado se encuentran tus finanzas personales? ¿En ocasiones el dinero no te alcanza para cubrir todos los gastos? O por el contrario ¿Estás muy tranquilo con este tema porque siempre tienes dinero a la mano para hacer tus planes?

Sea que tengas mucho o poco dinero… este tema será importante para ti. Hoy te comparto 5 indicadores que te  muestran que debes revisar tus Finanzas Personales

 

  1. Comienzas a sentir el FINAL DEL MES

¿En algún momento del mes te comienzas a quedar corto de dinero?

En este caso debes revisar tu presupuesto. Si cada mes es un desafío pagar tus cuentas completas o incluso el transporte, debes poner atención.  Porque quiere decir que te está entrando un dinero y te lo estás gastando en otras cosas que no deberías. La recomendación en este caso es que aprendas a manejar un presupuesto.

Si el problema no es de presupuesto, puede suceder que tus ingresos son inferiores a lo que te estás gastando. Esto te moverá a plantearte una nueva estrategia para generar más ingresos.

 

  1. Tus deudas no te ponen dinero en tus bolsillos

Este indicador tiene mucho que ver con la pregunta ¿En qué nos estamos endeudando? ¿A menudo usas tu tarjeta de crédito o pides prestado a tus amigos y familiares? ¿Cuál es la razón por la que tienes que pedir dinero prestado?

Si usualmente pides dinero prestado para cubrir gastos que se quedaron por fuera, regresas al primer indicador. Si es para otros fines como regalos, ropa o viajes que no están en tu presupuesto, entonces la pregunta es: ¿Estos gastos frecuentes te ponen más dinero en tu bolsillo?

O definitivamente ¿es un gasto que se va y ya no vuelve? Como por ejemplo endeudarte para una comida de una sola noche.

Si te sucede esto, definitivamente debes revisar tus finanzas. Síien lo que te endeudas no te genera un beneficio o retribución, trabajarás solo para pagar deudas.

Invertir en un negocio, propiedad raíz, estudio, cursos de crecimiento y desarrollo personal, es mejor idea para generar beneficios.

 

  1. ¿Puedes perder una fuente de ingreso?

Muy angustiante para algunas personas pensarlo. ¿Tienes varias fuentes de ingresos? ¿Podrías perder una y las otras te apalancarían? O hay un problema mayor, ¿Tienes una sola fuente de ingresos? Si la última pregunta es afirmativa, definitivamente debes revisar tus finanzas personales.

Todo esto demuestra que te estas gastando el dinero que recibes como empleado o empresario. No estás ahorrando e invirtiendo para una segunda o una tercera fuente de ingresos. Te está faltando comenzar a construir un colchón para tu comodidad o aunque no quieras para alguna eventualidad.

Si solo tienes una fuente de ingresos, es importante que revises tus finanzas. Hoy puedes estar muy estable con tu trabajo o empresa. Sin embargo, será objetivo pensar en construir otras fuentes ya que nada es tan seguro.

Tener una sola fuente de ingresos y vivir de una sola fuente de ingresos, pone en riesgo tus finanzas personales.

  1. Tu nivel de vida es superior a lo que está dentro de tus posibilidades

Fundamental considerar este indicador. Hay muchas apariencias que no generan tranquilidad. Es una buena reflexión. ¿El nivel de vida que tienes es porque realmente tienes un presupuesto? O primero buscas el alto nivel de vida y luego sales a buscar cómo pagarlo?

¿Vives con todos los lujos pero todo a crédito y sin saber cómo pagarlo?

¿De qué sirve aparentar tanto si no tendrás como pagarlo? Sí aún no sabes cómo generar fuentes de ingresos que te permitan pagar el nivel de vida que quieres, es hora de revisar tus finanzas.

¿Has hecho las cuentas si realmente puedes solventar ese nivel de vida que quieres tener? Puede ser esa la razón por la que al final de mes el dinero no te alcance.

Tener un nivel de vida alto solo a crédito y no tener la forma y ni siquiera la esperanza de poder pagarlo no generará tranquilidad en tus finanzas personales.

Muchas personas viven de apariencias porque se rodean de grupos sociales que lo exigen. Si tus amigos pueden darse esos lujos, pero en el fondo tu no, revisa tu estrategia.

¡Atención! Esto no quiere decir que no te des lujos. Puedes hacerlo ¡Claro que sí!. Examina desde antes cómo es el nivel de vida que quieres. Pregúntate ¿Cuánto te cuesta mantenerlo?

Una vez lo tengas claro, ejecuta la mejor estrategia para cubrirlo con los ingresos que te permitan lograr la tranquilidad que deseas.

Pregúntate ¿Estás generando los suficientes ingresos para cubrir ese nivel de vida?

  1. ¿Vives de tu trabajo o de tus rentas? – Revisa tus finanzas personales

Este indicador es parecido o complementario al número dos. Algunas personas tienen dos o tres fuentes de ingreso. ¿Cuántas tienes tú?

Si tienes dos o tres fuentes de ingresos… ¿Estas dependen de tu esfuerzo físico? Por ejemplo, entre semana trabajas de 8 am a 5 pm y el fin de semana consigues otro trabajo por horas, te estás perjudicando. Debes revisar tus finanzas personales.

Cuando tus ingresos dependen solo de tu esfuerzo físico y tu presencia,  esto se verá reflejado en tu salud y no solo a nivel financiero.

Recuerda que debes tomarte el tiempo necesario para descansar. Comparte en familia, conéctate con tu interior y  haz deporte.

Al no cuidar tu salud tendrás un problema mayor tanto con tu calidad de vida como con tus finanzas.

Si te estás esforzando el doble para generar ingresos de trabajo, esto no es una buena señal.

Cuando tus fuentes de ingresos alternativas o principales son rentas, lo estás haciendo bien. Porque no requieren todo tu tiempo para funcionar correctamente.

Piensa estratégicamente como puedes tener fuentes de ingreso que te generen rentas.

 

Puedes leer también

5 Formas de Crear Fuentes de Ingresos para Mejorar tu Calidad de Vida
Cómo controlar tus gastos
Fin de mes: Como hacer de tu cuenta de ahorros un aliado
Cómo organizar tu presupuesto personal