Seleccionar página

Una de las mayores confusiones que genera la palabra emprendimiento es que se asocia directamente con la creación de empresa. Construir un proyecto empresarial, sí es un emprendimiento, pero “emprender” no necesariamente es una empresa. Mira por qué.

 

Emprender es más una actitud de vida, una forma de pensar o un estilo de vida que lleva a los individuos a actuar de manera diferente. Es una iniciativa que tienen muchas personas para ver soluciones en cada problema y no lo contrario.

Si en este momento de tu vida quieres hacer algo diferente como generar un cambio que te lleve a un siguiente nivel, explora algunas de las formas de emprender que hoy te comparto.

 

¿Qué tal comenzar a hacer cambios en tu lugar de trabajo?

 

Tan sencillo como eso. Para emprender no tienes que crear algo desde cero.  Si trabajas para alguna compañía puedes comenzar con identificar problemáticas de tu entorno, pero esta vez, en lugar de quejarte o dejarlo pasar, plantéate algunas posibles soluciones para hacer una mejora.

El verdadero emprendedor no está detrás del dinero. Para él, es más importante lograr solucionar el problema y luego si recibir los frutos.

De manera que es posible que en tu trabajo no te paguen más por liderar algún proyecto, pero esto te irá llevando a nuevas oportunidades y experiencias. Los frutos vendrán después.

 

Puedes leer cómo diseñar un nuevo proyecto en 10 pasos

 

Si definitivamente lo tuyo es crear tu propia empresa…

 

Es la forma más común de emprender. Para esta decisión debes aprender temas especializados que te ayuden a estructurar mejor tu proyecto. No te lances sin saber para donde vas porque allí es donde están los errores más frecuentes. La planeación es la clave. Investiga más sobre tu público objetivo y sus problemas. Haz propuestas de solución pero primero valida con usuarios reales antes de lanzarte del todo a producir. Construye un modelo de negocio que más adelante se puede sistematizar y expandir. Esto lo hará más rentable.

Puedes leer 10 Recomendaciones para Emprender un Negocio por primera vez

Cuando el proyecto eres tú

Si definitivamente no te ves trabajando para alguien pero tampoco te ves abriendo y cerrando un negocio todos los días o llevando las responsabilidades que este requiere, puede ser que tu proyecto seas tú.

Independiente del tipo de negocio que puedas emprender es importante que tú mismo te veas como un proyecto. Tú eres la acumulación de muchos talentos, dones, vocación y propósito. Con todo lo que tú eres ya es posible crear soluciones para ayudar a los demás.

Si te apasiona el servicio a los demás y sabes que tu misión es hacer algún aporte a tu comunidad, enseñarles algo o dejarles un legado, esta opción puede ser ideal para ti.

Será importante definir cuál es tu propuesta y qué es aquello que te hace diferente. También deberás planear una estrategia para que tu mensaje pueda llegar a otras personas de la mejor manera.

En este tipo de emprendimiento podrás encontrar personas que trabajan con su nombre independiente pero que también se pueden convertir en una empresa. Profesionales de la salud, artistas, deportistas, consultores, entre otros.

En mi caso, decidí ser marca personal y tener mi empresa. Para este proceso de trabajar mi marca personal contraté a Héctor Jiménez quien me ayudó a ponerle orden a mis ideas y llevar los dos proyectos. El puede ayudarte mucho con sus recomendaciones. Te dejó su página. 

Lo que te mueve es una causa

 

Si tu vocación es mucho más grande que tener un negocio que te genere rentabilidad y optas mejor por ayudar a los demás sin esperar algo a cambio, esto también es emprender. Porque estás ayudando a otras personas a solucionar algún problema.  Si esto es lo que más te gusta y quisieras dedicarte a tu causa, mi recomendación es que de igual manera explores una forma de generar ingresos para que tu proyecto social sea autosostenible y que incluso te deje dinero para que puedas dedicarle un mayor tiempo.

 

Comienza por tu reto personal

Si aún te da miedo arriesgarte pero contemplas emprender en algún momento de tu vida, comienza por sencillos retos.  Trázate un objetivo personal y cúmplelo. Luego te pones un reto mayor y luego otro. Después de un tiempo emprender en alguna de las primeras opciones no será tan difícil para ti.

Espero te haya sido útil esta información. Encuentra más consejos y herramientas para emprender en mis redes sociales Facebook  o Instagram como @vivianreyesl

 

Comienza tu transformación

Conoce nuestro programa Trasciende Reto de Transformación de 120 días